Un niño de 12 años fue atacado por los llamados “leones americanos” y quedó con arañazos en todo el cuerpo. El hecho ocurrió en Teniente Martínez, Boquerón, zona del Chaco.

El pequeño Jonás Benítez, de 12 años, resultó con heridas leves, luego de haber sido interceptado por un grupo de felinos, cuando se encontraba buscando a su rebaño de ovejas cerca de la estancia Aramáta, de Teniente Martínez, Boquerón.
“Estaban comiendo a una de las ovejas y cuando le vieron a él le atacaron, le echaron, le golpeaban con sus garras, le jugaban para después comerle”, contó al Diario Extra, el padre del niño.
El pequeño se llevó una gran sorpresa. “Como no eran muy adultos los leones él podía intentar zafarse, pero cada vez que lo hacía le volvían a atrapar, le arañaron todo el cuerpo, mordieron sus botas, destrozaron toda su ropa, desastre le hacían”, relató.
Los gritos del menor hicieron que unas vacas que estaban en el lugar se muevan, distrayendo a las fieras, dándole tiempo al pequeño para huir. La criatura llegó a su casa ensagrentado y con las ropas totalmente destrozadas. Sin embargo, se encuentra fuera de peligro.