Hace 15 días miembros de la Junta Municipal de Repatriación solicitaron a la Intendenta de Repatriación Betty Burgos, la lista de bienes de la institución y principalmente de vehículos que tiene a su cargo el municipio, además el  pedido expreso del uso de logotipo de la institución en los vehículos y hasta el momento no ha respondido , lo que significa una falta de respeto a los concejales y solo demuestra una total falta de desinterés de llevar una administración transparente.

En caso de que la Intendenta no de ningún tipo de respuesta al pedido de los ediles, la junta incurrirá ante en lo establecido en la Ley Nro. 3.966/10 Organización Municipal en cual se menciona de que el acceso a la información es libre y además en el Art. 68: obligación de Proporcionar Información.

La Municipalidad estará obligada a proporcionar toda información pública que haya creado u obtenido, de conformidad al Artículo 28 “Del derecho a informarse” de la Constitución Nacional, dentro del plazo que se les señale, el cual no podrá ser mayor de quince días.
La ciudadanía está atenta ante esta situación y más por lo que pueda llegar a pasar en vista que en la semana anterior en plena sesión donde se debía debatir dicho tema, la Intendenta intentó amedrentar al Concejal que encabezó dicho pedido.